NOTICIAS

Viernes 30 de Agosto del 2019
Mónica Ramos / Seguridad en América

Ciudad de México.- La Asociación de Protección de Cultivos, Ciencia y Tecnología (PROCCYT) llevó a cabo el primer Congreso Internacional de Seguridad en el Negocio el pasado jueves 29 de agosto, en el que 12 especialistas en el tema impartieron una serie de conferencias en las instalaciones del Pepsi Center en el World Trade Center de la Ciudad de México.

El Congreso tuvo como objetivo compartir conocimientos, generar alianzas, y coordinarse con otras industrias que también están padeciendo los altos índices de inseguridad en el país, de igual manera la participación y coordinación con las autoridades fue otro de los objetivos para tratar de frenar el principal problema de esta industria: la ilegalidad.

“Desde hace un par de años notamos que en la industria en específico en protección de cultivos, existían ciertas complicaciones de mercado sobre comercio ilegal, nos encontramos con robo, contrabando, productos sin registro y la combinación de estos delitos; esta situación empezó a crecer de manera exponencial en los últimos cuatro años en todo el país, y dado que no podemos dejar todo en manos de las autoridades, y que debemos tener una participación entre la sociedad civil y el gobierno, surge este Congreso, bajo esa necesidad de compartir medidas de seguridad y gestión de riesgos que nos permitan proteger a los colaboradores de las compañías, a los productos y lo que llega al consumidor”, señaló Gloria Meléndez, directora ejecutiva de PROCCYT.

La temática del Congreso fue la siguiente:

Sistema Penal acusatorio frente a las necesidades de la Industria de Agroquímicos.
Panorama Regional y Global del Comercio Ilegal de Plaguicidas y Semillas.
Seguridad en transporte de carga.
Manejo de incidentes y eventos de crisis.
Trazabilidad de productos.
Protección de marca y patentes.
Seguridad Integral en logística de insumos.
Protección de marca y medidas de seguridad en impresión (etiquetas y envases).
Medidas de prevención del delito.

UNO DE CADA 5 PRODUCTOS EN LA INDUSTRIA, SON ILEGALES

La Asociación de Protección de Cultivos, Ciencia y Tecnología (PROCCYT) tiene más de 55 años en México representando a todas las industrias de investigación y desarrollo de productos de protección de cultivo, insumos que le permiten al agricultor enfrentar los retos de una plaga, de una maleza o enfermedad en su cultivo. De acuerdo a los datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (ONUAA), o más conocida como FAO, si un agricultor no utilizara un plaguicida, su producción de alimentos caería hasta en un 40 por ciento.

“Hemos identificado que el 20% del comercio en la industria es ilegal, es decir uno de cada cinco productos que está en el mercado es ilegal, ya sea falsificado, adulterado o robado. El delito que más nos está afectando no nada más a la industria de innovación, sino al agricultor y a los consumidores son los productos sin registro, la industria de la ciencia y los cultivos es de la más regulada a nivel mundial, nos regula agricultura, medio ambiente, salud”, indicó Gloria Meléndez.

La ley en México pide que para que un producto de este tipo salga al mercado, debe contar con un registro sanitario coordinado y emitido por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), con el respaldo de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SENACYT).

“Esta situación afecta la reputación y el prestigio de la compañía, el medio ambiente, la salud del aplicador, la producción del alimentos y hasta la salud del consumidor por el uso de un producto que desconocemos, no sólo es un tema monetario, es un problema que tiene muchos más impactos delicados y por eso este tipo de eventos nos permite hacer alianzas, coordinarnos con otras industrias de mejor manera, fortalecer mucho más nuestra relación con las autoridades competentes para que en conjunto vayamos trabajando para detener, contener y desincentivar el crimen y la ilegalidad en la industria”, puntualizó Meléndez.